viernes 15 de octubre de 2010

 

Papaya Republik – Vol. 1 (2010)

La banda: Papaya Republik surge de la indagación musical y estética emprendida por Mauricio “Batori” Pardo hace ya más de una década desde el rock duro; estas ideas han crecido y se han alimentado de las diferentes experiencias que han tocado a este personaje de la escena bogotana. De su cercanía y amistad con la agrupación musicalSystema Solar, de la cual fue productor ejecutivo de su primer disco; nace Fayaguaya(Firewire) una atrevida canción de papayera al mejor estilo de los pueblos de la costa Caribe colombiana, pero con toda la fuerza urbana que trae “Batori” desde su ciudad de origen.
A partir de toda la exploración que suscita este trabajo y gracias a proyectos anteriores como Los Electrodomísticos (con Juan Pablo Valencia y Alfredo “Bicho” Vargas) se consolida la idea de Papaya Republik y se vislumbra todo lo que vendrá a continuación. En este momento se adhiere al proyecto Juan Pablo Valencia (Dragao) un productor y compositor bogotano muy experimentado que le aporta sus acertados y brillantes arreglos y programaciones; reafirmando este estilo musical tan único que caracteriza la agrupación.
Este es el proyecto liderado por Juan Pablo Valencia y Mauricio Batori Pardo en las programaciones y conceptualización; Diego Magaldi, Marco Fajardo, Luisa Cáceres en los vientos y Richie Arnedo en la percusión.
El disco: Can I have your attention, please? Gracias! No creo que haya frase en español que diga lo que esta dice en ingles (hasta el momento lengua universal). Algo similar pasa con muchas propuestas musicales; resultan ser tan universales pero con carácter tan distintivo que es difícil traducir lo que hacen en unas cuantas palabras sin sentir que perdemos el sentido de lo que oímos. Papaya Republik es una de esas propuestas que se valen de un idioma mucho más universal que cualquier otro para comunicarnos un mundo comprensible, cercano a cualquier habitante del planeta alternativo y porque no del común (a mi abuelo le gustó Fayaguaya).
Meses atrás presentamos con éxito los demos que conforman la primera parte del disco,grabaciones en vivo y versiones finales que nos alegraron las horas a los amantes de la porro-cumbia electrónica. Desde esos primeros acercamientos descubrimos dos bondades gratas de la propuesta: la primera es la música que es una mezcla que mas que mezcla es un choque afortunado de música de dos o más generaciones de ritmos colombianos. Y la segunda es Mauricio “Batori” un desparpajado frontman salido de los más oscuros rincones del undrengound metalero (de lo que se entera uno).
Vol. 1 es una colección de hits de música popular bizarra, un álbum ecléctico y un firme candidato a mejor arte del año, por lo menos en el circuito nacional (cógete esa Shock, jaja). Todas las canciones tienen una corta descripción de lo que podemos encontrar en ella, una guía para el poco conocedor. Comienza con una Necro Cumbia y termina en una Balada informática. Si les ha sonado la idea hay que seguir leyendo y descargar, sino acá puede dejar el viaje.
Foto: Susana Carrié

La flaquita abre el disco con sabor a costa. Vientos afinados y afilados que se lucen, mientras el Mc David Lujan Sheda nos regala su rima sabrosona, algo extraño si consideramos las evidentes alusiones a la muerte. Las colaboraciones siguen con la vandálica Breve la vuelta, de allí su etiqueta de Street cumbia. Esta vez los que se unen a la voz de Batori son Indigo y Jhon Pri, vocales de Systema solar. El resultado es todo un disfrute, va desde animaciones apropiadas para una muchedumbre hasta rimas de concientización sobre los tipos de crimines sociales que no se limitan a la delincuencia común como la gente del común piensa (vaya la irónica redundancia).

Grajo (Champeta roll-on) es uno de esos hits asegurados de Papaya Republik. Ya creo haberlo presentado como hilarante y locuaz, además de adictiva. Lo bailable no le quita lo inteligente y las descripciones así como las rimas la perfilan como una ganadora. El bolerazo del disco llega con Hola Soledad, donde también destaco el saxo romanticón, la mezcla con leves visos de reggae y la voz desgarrada de nuestro héroe de la bacaneria.
La seguidilla de hits continua con Cule e’ vaina jopo (techno chandé, una filiación más que cadenciosa de la cumbia). “Predica, predica y nada que aplica y tanta locura no me mortifica” un dicho para tanto falso profeta que abunda en esta sociedad “corroncha” locombiana. El carácter popular aflora en las composiciones, no solo en lo musical y este temazo se ratifica el valor de lo popular y la auto-burla.
La cumbia del pescadito es una “esoteric cumbia”, catarsis de estas voces preocupadas por el medio ambiente, en este caso el mar y más adelante el campo en Fuente de vida.LCDP presenta una nueva colaboración con los panas de Systema Solar aunque esta vez se destaca el canto eco-ancestral de Indigo. La versión de Fayaguaya (composición original de Batori) para el disco de Papaya es en definición un Nuporro, alejado de la versión electrónica de Systema Solar, la versión 2010 busca el origen del ritmo, los vientos, la jocosidad, el paso por platillos y elementos autóctonos que la hacen distinguible ante cualquier colombiano.
Fuente de vida, como lo había dicho, habla de los flagelos contra el campo. En sus primeros segundos me recuerda una de Bomba estéreo por lo cual, a esta le sigue ajustando la etiqueta de Street Cumbia y se la gana con creses; neo cumbia al mejor estilo C. O. L. O. M. B. I. A.
Esquizoo es todo un trip instrumental de cadencia más electrónica, bailable, alocada, con unos vientos arriesgados sacados de la mejor etiqueta de jazz experimental. De allí pasamos a Duty free (Bossa trágico). Muy a su estilo Papaya Republik nos narra los últimos minutos de un suicida a bordo de un avión que se estrella contra unos edificios (¿en qué cabeza cabe eso?) no es coincidencia, el señor Batori tiene un don para hablarnos de cosas tan coloquiales como las catástrofes sociales, las naturales, las sexuales y las electrónicas, pasando de su lado trágico al jocoso y amable con una sencillez admirable.
El track homónimo del disco está marcado por el dub y los vientos, es el segundo instrumental del repertorio y la antesala a la canción más inesperada dentro de este compilado lleno de eclecticismo. No quiero adelantarme mucho ni forzar el momento pero yo no podía controlar la risa al oír el lamento de Mi PC. Desde el titulo y la primera frase: “Con mis ahorros de 4 años me dirigí a Unilago…” nos podemos imaginar de que está hecha esa balada informática, pero no es hasta que oímos la forma tan desgarradora en la que canta Mauricio que nos dividimos y no sabemos si llorar con él o reírnos de su desgracia. 

Los dejamos con esta invitación extendía, gracias por acompañarnos estos minutos y por prestarnos su atención. Establecida la comunicación con la música es imposible dejar de hablar de ella, y este disco seguro les dará mucho para pensar, procesar y gozar, porque ¿De qué sirve llamar su atención si no es para entretenerlos de forma inteligente!?
El Tracklist:
Para conseguir el disco físico: papayarepublikpress@gmail.com

Más info: Papaya Republik

Acá les comparto algunas canciones que he escogido de Soundcloud, de mis favoritas ésta del Grajo:

Este está como pa los Carnavales de Killa se llama “Culo e vaina Jopo”:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s